jueves, 18 de diciembre de 2014

Entrevista exclusiva con René González, uno de Los 5 antiterroristas cubanos. Por Dick Emanuelsson

Video (58 min.): http://youtu.be/h8MWIeBFNRI



Entrevista exclusiva con René González, uno de Los 5  antiterroristas cubanos

Por Dick Emanuelsson, sub director ANNCOL 

 

  • Robó un avión y fue recibido como héroe en Miami.
  • El juicio contra Los 5 fue una traición de Clinton contra Fidel”.
  • “El trato en Miami fue cruel, no me gusta hablar de tortura pero fue así para quebrarnos, pero salimos más fuerte que cuando entramos”.
  • La entrevista con René González se realizó tres semanas ANTES del regreso a Cuba de Gerardo, Antonio y Ramón.

 





LA HABANA / René González era agente del Ministerio del Interior. Robó un avión en Cuba y voló a Miami. Fue el pretexto perfecto para lograr abrir las puertas de las organizaciones terroristas en el sur de Florida.

Fue recibido como un héroe por la contrarrevolución cubana-americana. Comenzó la infiltración y la documentación de los planes de acciones mortales que poseían éstas organizaciones contra la isla. Así se salvó muchas vidas y la misma Revolución.

René “voló” de Cuba en diciembre de 1990. Era “el Periodo Especial”. Era la época más dura y complicada de la historia de la Revolución. Cuba había perdido, debido al desplome de la Unión Soviética 1990-91, 85 por ciento de su comercio exterior y con ello el suministro de energía. Los viejos terratenientes cubanos en Miami, los halcones del Pentágono y las corrientes anticubanas de diferentes sectores en la Unión Europea, no podían ocultar su alegría ante una “segura caída de la dictadura castrista”. Pero el pueblo cubano no solo resistió, sino encontró caminos para salir del oscuro túnel.

Una universitaria cubana en su puesto de combate de la Universidad de La Habana 1990.

“Los Domingos Armados”

Era un domingo en noviembre de 1990. Estuve en la Universidad de la Habana donde las ráfagas de las ametralladoras sonaban cuando bajaban los helicópteros de fabricación soviética hacia el techo de la Biblioteca de la Alma Mater. Los estudiantes, junto con el Pueblo en Armas en los barrios, aldeas y en todo el territorio cubano enseñaban cada domingo para poder resistir militarmente las abiertas amenazas de Casa Blanca para invadir la isla.
Hay que tomar en cuenta esa situación que reinaba en las relaciones frías entre Washington y Cuba de esa época. El deseo de venganza de los cubano-americanos y sus padrinos norteamericanos era insaciable. Prácticamente tenían las maletas hechas para regresar a La Habana. Solo faltaba que la Revolución caería. Pero no cayó.

Con la ametralladora en el techo de la biblioteca universitaria contra los invasores norteamericanos.
Terminada la jornada del Domingo Armado.



Para contrarrestar las provocaciones, los atentados y el terrorismo basado en Miami, el estado cubano decidió enviar varios de sus agentes. La meta era infiltrar y documentar a las organizaciones terroristas y sus planes contra la isla, no cometer espionaje de ninguna índole al estado norteamericano. Los 5 no se conocían entre ellos y operaban independientemente, uno al otro, para ser intocables para los organismos de seguridad estadounidenses.
René González Sehwerert es uno de estos cinco agentes antiterroristas que un día recibió la tarea de sus jefes de la inteligencia cubana para irse, o, como en el caso de René, volarse de Cuba para aterrizar en Miami, en la boca del lobo.

 

Nació en EE.UU.

En un local de una de las calles céntricas de La Habana lo encuentro, sonriendo cuando me ve. En esta entrevista, de una hora, relata que nació el 13 de agosto de 1956 en Chicago, EE.UU. Sus padres habían llegado como migrantes a los Estados Unidos. El padre como jugador de basebol y obrero en una planta siderúrgica y la madre, de descendencia norteamericana, como ama de casa. 

Desde EE.UU. esta pareja apoyaba al Movimiento 26 de Julio. El 2 de octubre de 1961, cuando los terratenientes y los funcionarios de la dictadura de Batista huían de la Revolución, René y sus padres volaron a Cuba.

Creció felizmente en la isla y como a los 21 años fue como voluntario a Angola con miles de soldados cubanos para derrotar a la invasión surafricana, apoyada por EE.UU. La meta del imperialismo era aplastar al MPLA, el Movimiento Popular de Liberación de Angola que había tomado el poder con las armas después del derrumbe del colonialismo portugués y la “Revolución de los Claveles” en Lisboa.

 

El bloque más largo de la historia de la humanidad

Lo que no sabíamos el 28 de noviembre de 2014, el día de la entrevista, era el hecho que tres semanas después, saldrían en libertad sus otros tres compañeros de la red cubana de infiltración antiterrorista en Miami.

Ya René había cumplido su pena, más de 16 años, igual como Fernando González. Pero los otros tres cumplirían, como el caso de Gerardo, más de dos penas perpetuas más 15 años de cárcel.

La solidaridad logró su meta; sacarlos de las cárceles de la injusticia norteamericana. Hoy están de vuelta en Cuba con sus familias y su pueblo. El bloque más largo de la historia de la humanidad ha recibido un golpe duro y el pueblo cubano ha registrado una impresionante victoria política. El imperio más poderoso de la historia de la humanidad no pudo doblegar a un pueblo, ni militarmente y menos políticamente.

 

Quedó la esposa y su hija de seis años

El día de la “volada” a Miami, había decidido ir al cine, René y su esposa. Ella quedó esperando y enojada llamó a su cuñado, preguntando por René. Pero ya estaba en Miami, recibidos por una contrarrevolución cubana eufórica. En Cuba quedó la esposa y su hija de seis años. Es parte del sacrificio que tuvo que hacer para impedir que se hicieran realidad los planes terroristas.

– Me recibieron como un héroe. Mientras peor hablas de Cuba, más tienes las gracias de estos grupos. Son personas que por general tienen mucho resentimiento durante muchos años. Les encanta escuchar hablar mal de Cuba. Es entonces muy fácil de llegar y decir lo que ellos quieren oír y en seguida recogen a uno. Se robó un avión, todo eso es un aval de incorporarte con ellos.
De pura casualidad escuchó un día un programa radial donde hablaba el presidente de la CUPA, Cuban-American Pilots Asociation. Éste había sido piloto durante la invasión de Playa Girón el 15-19 de abril de 1961en Cuba. 

– Me doy cuenta que el programa lo hacían en un restaurante y me voy por allá y me presenté ahí. La gente todavía me recordaba por el avión y pedí que me conectara con el Capitán Ferrer. Se estableció muy rápido ese vínculo. A través de Ferrer me conecté con otros grupos de cubanos y pilotos.

 

Avión con control remote con explosivos hacia Cuba

Ahí toparía lo que sería el jefe de René que le ayudó con la licencia de aviación en EE.UU. Empezó primero con CUPA y después vino el grupo más conocido, Hermanos de Rescate. 
La CUPA era un grupo de cubanos nostálgicos de la época de Batista. Algunos de ellos también habían sido pilotos para Batista y en la invasión de Girón. Otros operaron como mercenarios de CIA en Congo con la tarea de asesinar a Patricio Lumumba, el héroe nacional del pueblo congales. Varios de ellos regresaron a Miami o se fueron al servicio de la dictadura de Somoza en Nicaragua hasta 1979 cuando triunfó la Revolución Sandinista y tuvieron que regresar nuevamente a Miami. Por eso, dice René y se ríe, tenían doble resentimiento. 
– Tenían algunas relaciones con generales americanos retirados de EEUU. Siempre sondearon como hacer alguna acción contra Cuba. Una de las propuestas que Ferrer me consultó, era la posibilidad de lanzar un avión con control remote con explosivos hacia algún objetivo en Cuba. Después supe que había una persona de la Nasa cooperando con ellos.
Pilotos derribados por la defensa antiarea cubana en la invasión de Playa Girón en abril de 1961; cuatro estadounidenses y y diez cubanos, la mayoría ex pilotos de la dictadura de Batista.

 

Campamento de entrenamiento militar en Miami

A través del capitán Ferrer pudo infiltrar a Hermanos de Rescate. En la inauguración de esa agrupación, René conoció a Félix Rodríguez, el agente de la CIA que había sido responsable por la muerte del Che en Bolivia el 8 de octubre de 1967.  Estuvo un tiempo con ellos y pasó a otro grupo más violento; el Partido Unión Nacional Democrática, PUN.

– Ellos tenían campamento de entrenamiento militar en Miami. Tenían también un vínculo con el narcotráfico. Ese vínculo les pusimos a FBI y perdió (PUN) el financiamiento.

– De ese grupo se desprendió otro grupo llamado “Comando de Liberación Unido”, CLU dirigido por un hombre que había sido el 2º del PUN y detenido por narcotráfico. Era una copia exactamente del PUN. Tenían un campamento militar en el suroeste de Miami con vínculo del narcotráfico. También pudimos desarticular por que tenían nexos con el narcotráfico en Honduras.

– Esas fueron básicamente mis tareas allá (en Miami). Es decir, infiltrarme en esos grupos que a parte del narcotráfico, tenían, como PUN y CLU, sus modus operandi eran infiltraciones con personas en Cuba para poner explosivos, asesinar como hicieron a un pescador en un desembarque que hicieron 1994. Recogían mucho lumpen en Florida que había llegado de Cuba de los balseros en la década de los 90´. Lo entrenaban en los campamentos y después los enviaban a Cuba para infiltración. 

 

Fidel-Garcia Márquez-Clinton


En total fueron acumulados 240 documentos y reportes de René y de Los 5. El tremendo dossier fue entregado por el gobierno cubano a FBI que quedó impactado por el volumen y su contenido.

Había sido el legendario escritor Gabriel García Márquez que era el vínculo entre Fidel y presidente Bill Clinton. El 1998 arribó una delegación de FBI en La Habana en donde Cuba entregó el material.

– No tenia yo conocimiento sobre lo que había en ese dossier (de 260 documentos) por que la fiscalía evitó que se hablara de eso. La Fiscalía (USA) siempre se cuidó de hablar de terrorismo en el juicio, la fiscalía se preocupó que no se hablara de terrorismo. Clasificaron todos los documentos en el juicio para que nosotros no nos preparáramos para la defensa, relata René.

Dice que los documentos que él entregó se trataban de los planes como esos grupos terroristas iban a introducir explosivos en Cuba y atentar contra instalaciones, etc., los campamentos de entrenamientos (en Florida).

– Cuando me retenían yo estaba yéndome hacia Bahamas por que tenían planes de establecerse ahí, infiltrando armamento allá. Y como yo era piloto, me designaban para esa tarea. Pero el arresto mío lo evitó.

 

“Jefe de FBI en Miami cómplice de los terroristas”

– El juicio contra Los 5 fue una traición de Clinton contra Fidel. La delegación de FBI agradeció a Cuba por el gesto (de combatir al terrorismo) para dar seguimiento y tomarían acción. Regresaron a EEUU con ese dossier y de pronto se invierte todo y nos detienen a nosotros y los terroristas en su casa felices y contentos. Fue una traición a la bajeza de Clinton. Esa es mi opinión.

– ¿Por qué? no se sabe. Hay algunos elementos como el jefe de FBI en Miami que era un cómplice sanguinario de los terroristas. Se sabe que llegó al extremo quemando el expediente de Luis Posada Carriles (responsable por la voladura de un avión civil cubano con 73 pasajeros 1977). Yo presumo que el jefe de FBI en Miami, cuando fue contactado por FBI en Washington para dar seguimiento sobre la información (del dossier), él se habrá arreglado para virar todo aquello y proceder contra nosotros.

El temor de los grupos en Miami era que esa posible cooperación avanzara más y que los dos países cooperan en contra el terrorismo, sospecha René.
Dice que ya las autoridades estadounidenses habían detectado la red de los 5, quizás ya en el 1994. Al mimo tiempo sabían que la Red no era un peligro por la seguridad de EEUU.

– Cuba tuvo la ética de entregar esa información. Pero Washington no tuvo la ética y coraje para resistir las presiones de Miami.

 

No se registraron como agentes-único delito

El único delito que los 5 reconocieron de haber hecho era que no se habían registrado como agentes del estado cubano. René se ríe y dice:

– Yo le dije a la jueza; “es como la CIA enviara algún infiltrado a Afganistán bajo los talibanes”. No tiene ningún sentido. Le dije a la jueza con dureza; “si Usted hubiera hecho su trabajo, nosotros no tendríamos que haber estado aquí”. Es imposible que nosotros infiltráramos y que nos registráramos con el mismo gobierno que es cómplice del terrorismo. La responsabilidad es de ellos por ser cómplice del terrorismo por crearlo, por mantenerlo y tolerarlo. Nosotros Los 5 reconocemos eso, que éramos agentes no registrados. Bueno, “dame los años que me tocan y ya”. Pero ellos complicaron y politizaron el caso con espionaje y asesinatos. 

 

El juicio y la cárcel

– Nosotros nunca pasamos la línea donde se define lo que es espionaje que es buscar información clasificada por un gobierno. Cuba no la necesita. Cuba tiene que prepararse para su defensa. Pero no necesitamos mandar alguien que se meta en una unidad militar y buscar información clasificada y a final no es gran importancia para nosotros.

El juicio en Miami, fue totalmente “contaminado”, sostiene René. Emplearon todas medidas legales e ilegales. Amenazaron jueces, testigos, destruyeron evidencias, anularon ordenes de la jueza. Pagaron a periodistas bajo la mesa con miles de dólares para que escribiera contra los 5. “La prensa era parte de la fiscalía”, dice.

– El trato en Miami fue cruel, no me gusta hablar de tortura pero fue así para quebrarnos, pero salimos más fuerte que cuando entramos.

 

Fergusson y Los 5

El ataúd de Michael Brown.

Le pregunto que reflexión hace sobre la palabra “Fergusson” y Los 5, y se ríe nuevamente. Fergusson es la ciudad donde fue asesinado el joven Michael Brown y el policía fue absuelto en el juicio, solo una semana antes de la entrevista con René González. La muerte de Brown despertó toda USA y la la Guardia Nacional estadounidense fue replegada por 100 ciudades para impedir las manifestaciones.

– El Caso de Fergusson tiene un punto de contacto con Los 5. Primero muestra racismo en la sociedad norteamericana. El presidente que tiene lo viste en negro pero sigue siendo una sociedad racista. Es una sociedad que maltrata a los negros y yo lo vi en la cárcel donde la mayor parte es negra. Muestra que cuando los fiscales quieren ganar, ganan a toda costa. Pero cuando quieren perder, pierden. Yo creo que eso pasó en Fergusson.

– Yo he visto fiscales disfrutar derrota, por que son cómplices con el criminal. Lo hemos visto en caso relacionados con Cuba de personas que han querido asesinar a Fidel, han sido tomadas en flagrancia y han salido después esos fiscales a celebrar con ese jurado. Eso es lo que pasó en Fergusson. Sus fiscales no tenían ningún interés de conseguirse un acta acusatoria e hicieron un acto chapucero y perdieron. Yo creo que en el caso de Fergusson y Los 5 tienen un punto de contacto. 

 

A trabajar para Los 5

20 de Septiembre de 2008 en Tegucigalpa, capital de Honduras, acto de solidaridad con Los 5 con presencia de la madre de René, Irma Sehwerert. En la foto Mirian Huezo. La solidaridad estuvo siempre presente con Los 5.

– Esta es mi casa, mi pueblo y la sociedad que yo quiero ayudar, dice cuando comenzamos a rondar la extensa entrevista. A principio de ésta le menciono la gran huelga de hambre que unos compatriotias míos, suecos, hicieron hace unos años para llamar a la atención en Suecia al caso de Los 5.
Y hay millones personas en todo el planeta que ha dado su granito de arena para que la la administración norteamericana se viera obligada de liberar a Los 5.

René con el reportero Dick Emanuelsson.
– Hay que movilizar. Yo creo que es más que suficiente ese potencial que la Casa Blanca sienta el peso de la tierra sobre ella. Y la próxima que se viene en septiembre (2015), “La Jornada de Washington”, la estamos preparando desde este momento, desde ahora mismo. Y si lo hacemos así, vamos a lograr que Washington se sacuda con el reclamo de Los 5. Y necesitamos que eso pase por que este es el mejor momento que hemos tenido en la lucha por Los 5.

Termina René González sus palabras el 28 de noviembre, 2014. El 17 de noviembre son liberados y devueltos a Cuba Gerardo, Antonio y Ramón. El pueblo cubano tiene jubileo y sale a las calles en toda la isla para festejar la derrota nuevamente del Imperio.

Cuba fue el último país de liberarse del colonialismo español pero el primero de liberarse del imperialismo norteamericano y entrar al camino socialista en el continente americano. 53 años de bloqueo criminal no logró a doblegar el pueblo de José Martí y de Fidel.

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Falleció en Bogotá el compositor de “¡Cuba Sí, Yanquis No!”

Alejandro Gómez Roa en La Habana 1960 junto con Fidel y el año 2003 en Bogota (foto enmarcada).




Falleció en Bogotá el compositor de “¡Cuba Sí, Yanquis No!”

Por Dick Emanuelsson


TEGUCIGALPA / 2014-09-10 / Hay hombres en la vida que uno nunca olvidará. El colombiano Alejandro Gómez Roa es uno de ellos. No por que fuera el compositor de la canción y consigna “¡Cuba sí, yanquis no!” sino por su entrega a la causa revolucionaria, tanto en Colombia como en Cuba o Venezuela. Hoy me llega la información que ayer, 9 de septiembre, falleció el compañero.

Con Venezuela

Lo conocí la primera vez en la caravana “No Pasarán” que salía de Bogotá rumbo a Caracas. Eran los primeros días de 2003 y la contrarrevolución venezolana entraba en el segundo mes para estrangular la nación vecina. Los gerentes de PDVSA se habían levantado de sus sillas, llevándose todo, inclusivo las claves del sistema computarizado de la producción y distribución del petróleo venezolano. Pusieron todo en una sola canasta para derrocar al gobierno revolucionario durante el sabotaje petrolero.
De Bogotá salimos en 7 u 8 buses, en una acción en solidaridad con Venezuela organizada principalmente por los sindicatos colombianos. Llegamos a Cúcuta y pasamos la frontera donde íbamos a hacer transbordo a buses venezolanos en la ciudad fronteriza San Antonio.
Era confrontación total entre Revolución y Contrarrevolución y se notaba en la Plaza de San Antonio donde los “escuálidos” nos gritaron “Guerrilleros-Terroristas”. Los chavistas nos dieron una bienvenida en una ciudad y región mezclada por el poder de la oposición antichavista y apoyada por el paramilitarismo colombiano. Unos pocos kilómetros de allá, el paramilitarismo masacraba colombianos en alianza con el ejército nacional. El jefe era Salvatore Mancuso y terminando su obra sangrienta ya habían sido asesinados decenas de miles de habitantes en Santander y el Norte de Santander, tildados de... “Guerrilleros-Terroristas”.


Disparando a los buses

A las 10 de la noche partimos de San Antonio con Caracas como destino. En la ciudad Rubio nos estaban esperando con piedras y balas que fueron disparados contra los buses. Alejandro y su esposa se salvaron por un milagro de ser las primeras víctimas mortales cuando un tiro atravesó el vidrio donde estaban sentados los compañeros. Pero Alejandro estaba totalmente tranquilo.
En San Cristóbal, capital de Táchira, nos quedamos por la noche en los pasillos de un estadio de baseball y los chóferes, horrorizados por los ataques opositores, no se atrevieron a continuar el viaje hasta Caracas, para el cual habían sido contratados. Pero no solo ellos se negaron a avanzar, un grupo considerable del sindicato banquero colombiano también regresó a Bogotá. La situación era complicada.
Nos quedamos todo el día ahí en la ciudad hasta que los chavistas locales lograron conseguir buses municipales que nos llevarían hasta Caracas en un viaje que duró dos días. Luego de un mes fue derrotada la contrarrevolución venezolana a un costo de casi 20 mil millones de dólares.

La Habana 1960

Alejandro cantaba en Caracas como cantaba esa noche en La Habana cuando él, en calidad de secretario general de la federación nacional de estudiantes, representó a los estudiantes colombianos en julio de 1960 en una conferencia juvenil latinoamericana en apoyo a la Revolución Cubana.
1960 fue también un año decisivo en el combate contra la contrarrevolución cubana y los preparativos para resistir la invasión que se sabía que iba a venir y efectivamente fue ejecutada en Playa Girón el 15 de abril del año siguiente.
Alejandro era el mismo comunista humilde que había viajado el 1960. Cuando lo entrevisté en 2003 me mostró las fotos que para él eran más importantes y valiosas que cualquier royalties que nunca cobró por su canción, las fotos donde este con Fidel esa hermosa noche en La Habana.
Fidel con Alejandro en agosto 1960.
– Que significa unos millones de dólares a cambio de un pueblo entero que canta mi canción que también es mi aporte a la Revolución, me dijo.
Y contó que había agregado unas líneas a la canción con relación a la situación en Colombia:
“En Colombia se convierten las escuelas a cuarteles / En Cuba se acabaron con esos vicios / ¡Cuba Sí, Yanquis No”! (libremente traducido de la memoria).

Fidel perdió la voz

Pero ¿cuál era el origen de la famosa canción y frase? le pregunté.
– En la conferencia del 4 de agosto éramos 900 delegados de todo el continente. Che había inaugurado la conferencia ese día y Fidel la clausuraría el 6 de agosto. En el presidio se encontraban todos los comandantes guerrilleros unidos desde la lucha en Sierra Maestra.
Fidel perdió la voz, cuenta Alejandro y dijo a Raúl, su hermano, que dijera “al colombiano con el acordeón, tomar los micrófonos”, mientras que Fidel se recupera.
Resulta que Fidel había llegado unos días atrás a la casa donde Alejandro estaba albergado y esa noche escuchó la canción que desde esos momentos sería legendaria en todo el mundo.
Cuando Fidel perdió la voz a las 23.40 de la noche del 6 de agosto, Alejandro Gómez subió al escenario y comenzó cantar:
“Llegamos a Cuba / para defender la revolución / por que es hermana gemela a la lucha en America / CUBA SI, CUBA SI, CUBA SI, YANQUIS NO!”/

– A las 4 de la madrugada, después de las canciones, las ovaciones y los coros con la misma frase, Fidel se había recuperado y reinició su discurso (Sic!).

Prepararse para la lucha armada

Alejandro, como muchos colombianos y latinoamericanos, regresaron a sus respectivos países después de la clausura de la conferencia juvenil en La Habana pero regresaron, como fue el caso de Alejandro, dos años después a La Habana. Allí comenzó una nueva etapa en la lucha política, la tarea armada.
La confrontación entre el imperialismo y la Patria, entre Oligarquías y los Pueblos no dejaba, como en el caso colombiano, muchas alternativas.
– El Che me dijo varias veces que “ahora es tiempo de reemplazar el acordeón por el fusil”. También Fidel me dijo, pero con palabras más diplomáticas y no dijo “fusil” sino “guitarra”. Era imposible no interpretar el símbolo, relató Alejandro entre carcajadas ese día de julio de 2003 en su humilde apartamento en Bogotá.
Pasaron un par de años. Alejandro regresó a La Habana en un barco soviético de carga junto con 40 colombianos, pero no desde Colombia sino desde Helsinki, capital de Finlandia donde había participado en el Festival de la Juventud y Estudiantes. La situación en Colombia era tensa. En Cuba se encontraban varios colombianos que posteriormente serian comandantes en las guerrillas de las FARC y ELN.

1988: Guerrilleros de las FARC con fusiles M1-M2

La misma lucha, Cuba-Colombia

– Nuestra preparación militar en Cuba era tanto en defensa a la isla como un comienzo de una nueva forma de lucha en nuestros propios países. Piensa que los gringos ya habían hecho la invasión a la Playa Girón y en la crisis de Octubre casi llevaron al mundo a una tercera guerra mundial.
Pero para Alejandro, el acordeón era preferible antes que la lucha armada. Durante un preparativo militar en Cuba, Alejandro tiró una granada de mano pero no llegó lo suficientemente lejos. Un fragmento de la granada entró en el cuello incrustándose solo a unos milímetros de la aorta. Quedó en el hospital en La Habana un largo tiempo donde fue a visitarlo el Che. Por recomendación de los cubanos regresó a Colombia. También la música es un frente de lucha, decían.

 

“Operación Laso”

En Colombia comenzó el operativo militar dibujado por el Pentágono; “Operación Laso”. (Latin American Security Operation) Los blancos militares de los aviones de guerra y los 16.000 soldados de la infantería del ejército colombiano eran solo 48 campesinos encabezados por Manuel Marulanda en la comunidad montañosa Marquetalia. La tarea era eliminarlos físicamente para que jamás pudieran expresar la palabra Reforma Agraria. Pero la historia ya la sabemos, en vez de derrotarlos lo que hicieron fue provocar al pueblo consciente de defenderse con lo que el Che le había enseñado a Alejandro en Cuba: el fusil en las manos.

Y Alejandro combatía con su acordeón y voz en su frente de lucha, compartiendo la consigna con los guerrilleros, tanto en Colombia como en La Habana;

Contra el Imperialismo, por la Patria,
Contra la Oligarquía, por el Pueblo.

Es extraño, pero esas consignas están más vigentes que nunca. Y a pesar de que Alejandro ya no esté con nosotros físicamente, pues siempre se gritará desde lo más profundo del corazón:

“¡Cuba sí, yanquis no!”

¡Que descanse, camarada, desde donde estés cantando junto con El Che!